jueves, 18 julio, 2024
- Anuncio -
comenzandoHolaCuando se prueba el estrógeno, ¿su falta tiene síntomas?

Cuando se prueba el estrógeno, ¿su falta tiene síntomas?

El estrógeno se refiere a grupo de hormonas, que juegan un papel crucial en el desarrollo y funcionamiento del sistema reproductivo femenino. La principal hormona estrógeno en el cuerpo se llama estradiol, aunque existen otras formas de estrógeno, como la estrona y el estriol.

El estrógeno se produce principalmente en los ovarios, aunque las glándulas suprarrenales también producen pequeñas cantidades y, en menor medida, la placenta durante el embarazo. En los hombres, los testículos producen estrógeno en cantidades más pequeñas.

Tipos de estrógeno y su papel en el cuerpo.

El grupo de hormonas estrogénicas incluye varios tipos diferentes de compuestos estrogénicos. La principal hormona estrógeno en el cuerpo es el estradiol, pero también existen otras formas. Los principales estrógenos son:

Estradiol (E2): Esta es la forma de estrógeno más potente y predominante en las mujeres premenopáusicas. Se produce principalmente en los ovarios y es responsable del desarrollo y mantenimiento de las características sexuales secundarias femeninas y de la regulación del ciclo menstrual.

Estrona (E1): La estrona es una forma más débil de estrógeno en comparación con el estradiol. Se produce en una variedad de tejidos, incluidos los ovarios, el tejido adiposo y las glándulas suprarrenales. Después la menopausia La estrona se convierte en el principal estrógeno producido por el cuerpo.

Estriol (E3): el estriol es la forma más débil de estrógeno y se produce en cantidades significativas cantidades durante el embarazo. Es producido principalmente por la placenta y ayuda a mantener el embarazo y preparar el cuerpo para el parto.

Estos tres estrógenos, estradiol, estrona y estriol, constituyen el grupo principal de hormonas de estrógeno en el cuerpo humano. El equilibrio entre estos estrógenos es importante para las funciones fisiológicas normales.

Además, existen estrógenos sintéticos que se utilizan en la terapia hormonal. Estos son, por ejemplo, el etinilestradiol, que se usa comúnmente en los anticonceptivos orales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los estrógenos sintéticos pueden tener propiedades y efectos diferentes en comparación con los estrógenos naturales. Su uso debe ser monitoreado cuidadosamente por profesionales médicos.

¿Cuál es el papel del estrógeno en el cuerpo?

La hormona afecta el desarrollo de las características sexuales secundarias. Con su ayuda, los senos de las mujeres crecen, las caderas se expanden. También afecta la distribución de la grasa corporal en un patrón típicamente femenino.

Otro proceso importante involucrado es la regulación del ciclo menstrual. El estrógeno ayuda a estimular el crecimiento y desarrollo del revestimiento del útero (endometrio) durante el ciclo menstrual. También desempeña un papel en la regulación del ciclo menstrual al interactuar con otras hormonas, como la hormona estimulante del folículo (FSH) y la hormona luteinizante (LH), que están involucradas en la ovulación.

Mantenimiento del aparato reproductor y de los huesos

El estrógeno ayuda a mantener la salud y el funcionamiento de los órganos reproductores femeninos, incluidos el útero, las trompas de Falopio y la vagina. También promueve la producción de moco cervical, lo que facilita el movimiento de los espermatozoides a través del tracto reproductivo.

Salud ósea: el estrógeno ayuda a mantener una densidad ósea adecuada al inhibir la reabsorción ósea. Desempeña un papel fundamental en la prevención pérdida ósea y osteoporosis, especialmente durante la menopausia cuando bajan los niveles de estrógeno.

La salud cardiovascular y el cerebro

El estrógeno tiene un efecto protector sobre el sistema cardiovascular, promueve la función saludable de los vasos sanguíneos y mantiene niveles óptimos de colesterol. También puede ayudar a mejorar el flujo sanguíneo y reducir el riesgo de enfermedad cardíaca en mujeres premenopáusicas.

Función cerebral: el estrógeno afecta varios aspectos de la función cerebral, incluidos el estado de ánimo, la cognición y la memoria. Se cree que tiene un efecto neuroprotector y puede ayudar a reducir el riesgo de deterioro cognitivo relacionado con la edad y enfermedades neurodegenerativas.

Salud de la piel: El estrógeno contribuye al mantenimiento de la elasticidad, la humedad y la densidad de la piel. Desempeña un papel en la reparación y regeneración de las células de la piel.

El estrógeno también está presente en el cuerpo de los hombres, aunque en pequeñas cantidades.

Es importante señalar que el estrógeno también está presente, aunque en menor cantidad, en los hombres. En los hombres, el estrógeno ayuda a regular la densidad ósea, el metabolismo del colesterol y la función reproductiva.

En general, el estrógeno juega un papel fundamental en numerosos procesos fisiológicos a lo largo de la vida de una persona, y su equilibrio es esencial para una salud óptima.

¿Cuándo se hace una prueba de estrógeno?

Los niveles óptimos de estrógeno en mujeres premenopáusicas activas pueden variar. Es importante comprender que los niveles hormonales individuales pueden variar dentro de los límites normales. Los niveles de estrógeno generalmente se miden en picogramos por mililitro (pg/mL) o picomoles por litro (pmol/L) en análisis de sangre. Las siguientes son pautas generales para los niveles de estrógeno en mujeres premenopáusicas:

Estradiol (E2): el rango óptimo para el estradiol puede variar según la fase menstrual, ya que los niveles fluctúan a lo largo del ciclo menstrual. Sin embargo, en general el rango suele estar entre 30 y 400 pg/mL (110-1470 pmol/L) durante la fase folicular (antes de la ovulación) y puede aumentar a 100-600 pg/mL (370-2200 pmol/L) durante la fase lútea (después de la ovulación).

También se debe controlar la proporción de estrógeno a progesterona. Además de los niveles absolutos de estrógeno, el equilibrio entre estrógeno y progesterona es importante para una salud hormonal óptima. Idealmente, la proporción de estrógeno a progesterona debería estar equilibrada, con niveles de progesterona aproximadamente 100-300 veces más bajos que los niveles de estrógeno.

Es importante tener en cuenta que los niveles hormonales óptimos pueden variar de un individuo a otro. Puede haber ligeras variaciones debido a factores como la edad, la salud general y los perfiles hormonales individuales. Además, los límites de referencia del laboratorio también pueden ser diferentes. Siempre debe consultar a un profesional médico para interpretar los resultados específicos y tenerlos en cuenta con el estado general de salud.

¿Cómo afecta la menopausia a los niveles de estrógeno?

La menopausia es un proceso biológico natural que ocurre en las mujeres generalmente entre los 45 y 55 años, aunque el tiempo exacto puede variar. Durante la menopausia, los ovarios disminuyen gradualmente su producción de estrógeno. Naturalmente, esto conduce a una caída en sus niveles. Eventualmente, los ciclos menstruales se detienen y se considera que una mujer ha llegado a la menopausia cuando ha pasado 12 meses consecutivos sin menstruación.

Los cambios hormonales durante la menopausia hacen que los niveles de estrógeno disminuyan significativamente. Si bien los niveles de estrógeno pueden variar mucho entre individuos, las siguientes son pautas generales para los niveles de estrógeno durante y después de la menopausia:

Estradiol (E2): Durante la menopausia, los niveles de estradiol pueden variar de aproximadamente 10 a 40 pg/mL (37 a 147 pmol/L). Después de eso, los niveles pueden caer aún más a menos de 10 pg/mL (37 pmol/L).

Es importante tener en cuenta que estos son rangos aproximados y los niveles hormonales pueden variar de persona a persona. Además, los niveles hormonales pueden fluctuar durante la perimenopausia, el período de transición que conduce a la menopausia, que puede durar varios años y se caracteriza por fluctuaciones hormonales y ciclos menstruales irregulares.

investigaciones de laboratorio

Determinar lo que se considera "normal" para los niveles de estrógeno durante y después de la menopausia es complicado porque los niveles óptimos pueden variar según los síntomas, la salud general y los factores de riesgo personales de una persona. Algunas mujeres pueden experimentar síntomas de deficiencia de estrógeno, como sofocos, sequedad vaginal o cambios de humor, lo que puede llevar a considerar la terapia hormonal u otras intervenciones.

Se recomienda que las mujeres consulten con un profesional de la salud que se especialice en menopausia o salud hormonal para evaluar su condición individual, síntomas y salud en general. Las pruebas hormonales y una evaluación integral pueden ayudar a determinar el curso de acción apropiado y las posibles intervenciones para abordar cualquier síntoma o inquietud relacionada con los niveles de estrógeno durante y después de la menopausia.

¿Es seguro aumentar los niveles de estrógeno en la menopausia a través de píldoras de hormonas o remedios a base de hierbas?

La decisión de aumentar los niveles de estrógeno durante la menopausia a través de píldoras hormonales o remedios a base de hierbas debe consultarse con un profesional de la salud que se especialice en la menopausia o la salud hormonal. Pueden evaluar sus circunstancias individuales, evaluar los riesgos y beneficios y brindar orientación personalizada. Aquí hay algunas consideraciones a tener en cuenta.

Píldoras o parches hormonales conocidos como terapia de reemplazo hormonal (TRH)

Se pueden recetar para aliviar los síntomas de la menopausia al complementar los niveles de estrógeno. La TRH puede aliviar eficazmente síntomas como sofocos, sudores nocturnos, sequedad vaginal y cambios de humor. Sin embargo, existen riesgos potenciales asociados con la TRH, incluido un mayor riesgo de coágulos de sangre, accidente cerebrovascular, enfermedad cardíaca y cáncer de mama.

Estos riesgos pueden variar según factores como la edad, el estado de salud general y la duración del uso de hormonas. Es importante discutir los posibles riesgos y beneficios con su profesional de la salud.

Terapia de hormonas bioidénticas (BHT)

Este es otro enfoque. Las hormonas bioidénticas se sintetizan para tener la misma estructura molecular que las hormonas producidas naturalmente por el cuerpo. Algunas mujeres eligen la terapia de hormonas bioidénticas (BHT) como alternativa a la TRH tradicional. BHT incluye prescripciones de hormonas personalizadas basadas en pruebas y síntomas de hormonas individuales.

Aunque algunas mujeres pueden encontrar alivio con BHT, es importante tener en cuenta que la seguridad y la eficacia de las hormonas bioidénticas aún están en debate y se necesita más investigación para comprender completamente sus beneficios y riesgos.

Hierbas y preparaciones a base de hierbas para aumentar el estrógeno

Algunas mujeres recurren a remedios a base de hierbas o suplementos nutricionales para controlar los síntomas de la menopausia. Los ejemplos incluyen cohosh negro, isoflavonas de soya y trébol rojo. Aunque estos remedios naturales pueden brindar alivio a algunas mujeres, la evidencia con respecto a su efectividad es mixta y es posible que no funcionen para todos. Es importante discutir el uso de medicamentos a base de hierbas con su profesional de la salud, ya que pueden interactuar con otros medicamentos y pueden tener su propio conjunto de riesgos y efectos secundarios.

En última instancia, la decisión de aumentar los niveles de estrógeno durante la menopausia debe basarse en una evaluación cuidadosa de los síntomas individuales, la salud general y los factores de riesgo. Es una buena idea tener todo lo que tome como medicamentos o suplementos adicionales bajo la supervisión de un profesional médico. Él puede proporcionar la orientación adecuada, controlar los niveles hormonales y ayudar a controlar cualquier riesgo potencial asociado con la terapia hormonal o los medicamentos a base de hierbas.

Editora Ina Dimitrova

Imagen por gpointstudio en Freepik

Artículos Relacionados
- Anuncio -

POPULAR

NUEVO

- Anuncio -
es_ESES